Vacaciones para todos

Actualizado el 13.06.2016 a las 16:31 Marta Planes

Xavier Nus y Teresa Farré, de la Fundació Verge Blanca, nos explican en que consiste el proyecto 'Vacances per créixer' que ya se encuentra en su quinta edición

LLEIDA”Todos los niños y las niñas tienen el derecho a jugar, a descansar y a participar en actividades de ocio propias de su edad”, reza el artículo 31 de la Convención sobre los derechos de los niños. Pero lo que parece tan obvio no siempre resulta fácil de llevar a cabo. Y más ahora que, de cara al verano, muchos niños se apuntan al esplai o se van de campamentos mientras que otros no pueden acceder a estos espacios de ocio y socialización por motivos económicos. Proyectos como Vacances per créixer, de la Fundació Verge Blanca, intentan paliar esta desigualdad. Hablamos con Xavier Nus, secretario de los Centres d’Esplai Cristians-Fundació Verge Blanca, y Teresa Farré, coordinadora de la Fundació Verge Blanca, que se muestran satisfechos del éxito de las anterior es ediciones, la primera en 2012, en la que participaron 83 niños de 4 a 12 años. “Se trata de niños derivados de entidades y administraciones públicas (Cáritas, centros abiertos que cierran en verano), hecho que garantiza el trabajo en red y el seguimiento de familias y niños”, cuenta Xavier. Este año, la quinta edición del proyecto ofrecerá 250 plazas durante todo el verano.

DSC04352

La Fundació Verge Blanca es una entidad sin ánimo de lucro de la diocesis de Lleida cuyo objetivo es dar servicio a la sociedad en el campo concreto de la educación en el tiempo de ocio. “Durante las vacaciones de verano muchos niños y jóvenes participan en colonias, casals de verano; pero los que se encuentran en situación de vulnerabilidad ecónomica y social no pueden acceder a estos espacios”, explica Xavier. Por eso la Fundación decidió en 2012 llenar este vacio a 83 niños y niñas, la mayoría derivados de administraciones públicas.

DSCF1799

Además de los casals, la Fundació Verge Blanca gestiona dos casas de colonias (una en Llesp y otra en Vilaller) donde los niños pasan turnos de 15 días en contacto con la naturaleza. to Vacances per créixer se lleva a cabo con la colaboración de diferentes casals de verano que tienen lugar en los colegios Episcopal, Balàfia y en la parroquia de la Bordeta con el objetivo de que todos los niños disfruten. “Pasan las mañanas (de 9.00 a 15.00) practicando deporte, manualidades y excursiones con monitores y monitoras voluntarios de los centros de esplai de la fundación. En estas horas se incluye el almuerzo, la única comida equilibrada y saludable que realizan muchos de estos niños”, cuenta Teresa. “El ocio debe ser un derecho”, añade “ya que es una herramienta básica de socialización y transmisión de valores.”

El proyecto necesita la colaboración tanto del sector público como del privado (empresas que faciliten sus productos o bequen a niños), donativos particulares o voluntarios.

Este es el video resumen de la pasada edición, protagonizado por niños y monitores del casal.


Etiquetas

, , , ,

Comentarios

  • 1 | javicarrapache / 16.06.2016 / 15:29

    Todo sea por defender los derechos de los niños.

Captcha

Normas de uso

Se eliminará todo comentario ofensivo, contrario a las leyes vigentes o fuera del tema de la noticia.