• Portada
  • Sociedad
  • "Indignats amb l'estació de Premià de Mar" reclama a Adif los costes de la reforma

“Indignats amb l’estació de Premià de Mar” reclama a Adif los costes de la reforma

Actualizado el 08.06.2016 a las 21:43 JAVIER CARRASCO PACHECO / MATARÓ

La Plataforma “Indignats amb la estació de Premià de Mar” lleva años luchando por conseguir un acceso seguro en la misma a través de la N-II, después de que 3 atropellamientos, uno de ellos mortal, sean fruto de una mala remodelación.


Estación de Cercanías de Premià de Mar / JAVIER CARRASCO PACHECO

Estación de Cercanías de Premià de Mar / JAVIER CARRASCO PACHECO

Adif se encargó en 2012 de realizar una remodelación de la estación de Cercanías de Premià Mar. La reforma fue casi general. Con un coste de unos 160 mil euros, se cambiaron los accesos, instalando nuevos ascensores, escaleras mecánicas y diseñando una nueva cobertura. Pero los usuarios se fueron dando cuenta en la evolución de las mismas que aquello parecía estar cambiando para peor. El primer suceso que hizo despertar las dudas de la gente fue que un coche cayera en las vías tras atravesar una valla de protección con suma facilidad, poniendo en evidencia la poca seguridad que manifestaba el cercado. A esto se le añadía que tanto los ascensores, como las escaleras mecánicas apenas estaban en funcionamiento, quedándose así durante varios meses después de la reforma; que el pasillo subterráneo se inundaba continuamente con las lluvias; que las infraestructuras parecían deteriorarse con una celeridad inusitada; que carecía de elementos que garantizaran la seguridad, sobre todo para la gente discapacitada; que el nuevo acceso fuera cruzando la N-II por un paso de peatones, eliminando el antiguo paso subterráneo, que era mucho más seguro; que para acceder al andén de la vía 1, se debiera de hacer un recorrido exageradamente largo e innecesario.

Todo eso y más, fue lo que le hizo “crecer un sentimiento de rabia con la gente que coincidía en el andén” a Lluís Soler, vecino del municipio. Ello lo llevó a fundar la plataforma “Indignats amb la estació de Premià de Mar”, como él mismo nos explica:

Lluís Soler explica qué le llevó a iniciar el movimiento ciudadano.

Lluís Soler recogió estas inquietudes en una carta abierta a Adif, a través de e-notícies, en diciembre de 2012. Poco después la plataforma elaboró el manifiesto que presentaba las alegaciones respecto a las reformas realizadas.

El 3 de abril de 2013 fue cuando la plataforma decidió abrir su cuenta en facebook, siendo el medio por el cual comenzó organizarse y a movilizar a los conciudadanos. Fruto de ello fue la manifestación convocada el 28 de ese mismo mes, protesta llevada a cabo por unos 500 premianenses indignados, que lograron cortar la N-II y las vías de la estación.

Tras un infructuoso intento de ser oído por el Defensor del Pueblo, ocurrió el primero de los atropellamientos. Josep Maria Cases, un joven premianense que quiso cruzar rápido el paso de peatones por no perder el tren, fue arrollado por una moto que se saltó el semáforo. Perdió varios dientes, se fracturó el pie, y se hizo varios cortes y contusiones. Él mismo nos explica que preferiría “volver atrás”, habilitando de nuevo el paso subterráneo y evitar pasar por la nacional, “ya que allí es donde ocurren todos los accidentes”. Hemos recogido su experiencia y opinión en la siguiente entrevista:

Poco después, el 9 de diciembre del 2013, una mujer miembro de la plataforma, corre peor suerte que Josep Maria, y muere tras ser atropellada por un vehículo delante de la estación. El hecho trastorna a la población del municipio del Maresme, que se moviliza en señal de luto manifestándose de nuevo en forma de protesta.

Tras lo acontecido, el 23 del mismo mes, los grupos políticos de Premià deciden mostrar su apoyo mediante la lectura de un manifiesto y la suspensión momentánea de circulación de trenes por la estación.

Pero todo este ruido quedó en el aire durante meses y parecía que la solución jamás llegaría. Fue entonces cuando LLuís Soler decidió reavivar el asunto, y el 2 de marzo del 2015 decidió convocar una asamblea donde valorar la situación actual de la estación y aportar ideas de cara a las próximas elecciones municipales. La Asamblea dio como fruto una moción que se presentaría al Ayuntamiento para ser debatida en el pleno municipal. Fue aprobada por unanimidad, junto con el apoyo de los ayuntamientos vecinos de Premià de Dalt y Vilassar de Dalt, municipios beneficiarios de la estación en cuestión.

Tras ello, la plataforma se dedicó a la recogida de firmas para presionar a los citados ayuntamientos a llevar una gestión adecuada, y, finalmente, en mayo del 2015, se presentó una propuesta de nueva reforma de la estación por parte de Adif, en acuerdo con el Departamento de Territorio y Sostenibilidad del Ayuntamiento de Premià de Mar.

La inminente reforma, acabaría por aplazarse, y una nueva manifestación el 14 de junio, reclamaba solidez y seguridad en la realización de este proyecto. El único cambio que verían los vecinos de Premià a lo largo de ese 2015, sería la instalación de los nuevos ascensores. Aunque el 15 de octubre, el Ayuntamiento presentaría un segundo proyecto, similar al anterior. En diciembre, como alegaciones, la plataforma decidió realizar una propuesta propia de remodelación.

Poco después ocurre el tercer accidente, en que una chica queda gravemente herida, y no es hasta abril del presente año en que se decide incluir el 100% de la propuesta de la plataforma en el proyecto, incrementando en un 30% el presupuesto inicial, unos 320 mil euros en total.

Estación de Premià de Mar / JAVIER CARRASCO PACHECO

Estación de Premià de Mar / JAVIER CARRASCO PACHECO


El pasado 18 de mayo se aprueba el proyecto final en el pleno municipal y se lleva a proceso de licitación. Con ello se habilitaría de nuevo un paso subterráneo, y se generaría un nuevo acceso y unas infraestructuras más seguras. Las obras parece que comenzarán después del verano, pero será el Ayuntamiento el que tendrá que asumir los costes. La Plataforma pide que se haga cargo de los mismos Adif, por ser garante de la mala reforma y responsable de la misma, y que, si es preciso, se lleve a cabo mediante vía judicial. El propio Miquel Buch, alcalde del municipio, se ha comprometido a que una vez finalizadas las obras, los representantes de los grupos municipales irán a Madrid a reclamarlo. Lluís Soler, por su cuenta, opina que no sabe si hay posibilidades reales de conseguir que Adif se haga cargo o no de los costes, pero que de la “misma forma que comenzaron” esta lucha, “lo seguirán intentando”.

Lluís Soler opina sobre quién debe asumir los gastos de la reforma de la estación.

Etiquetas

, , , , , ,

Comentarios

Captcha

Normas de uso

Se eliminará todo comentario ofensivo, contrario a las leyes vigentes o fuera del tema de la noticia.