• Portada
  • Política
  • "Con un buen pacto fiscal hoy no hablaríamos de independencia"

“Con un buen pacto fiscal hoy no hablaríamos de independencia”

Actualizado el 05.06.2016 a las 22:51 SIRA TORRECILLAS / BARCELONA

En los últimos tiempos, al menos en Cataluña, se ha afincado con fuerza un concepto que está adquiriendo un significado con una frontera difusa y muy próxima a la política, se trata del término "sociedad civil" y es que a menudo, la sociedad civil que se moviliza por una causa que tiene que ver con un fin político, acaba entrando en la esfera del ámbito público generando una cierta confusión y dificultad de distinción entre lo que es política y sociedad civil.


Para las ciencias sociales, la sociedad civil es el grupo de sujetos que, asumiendo su rol de ciudadanos, desarrollan ciertas acciones para incidir en el ámbito público. La sociedad civil, en este sentido, puede actuar en política sin formar parte del gobierno o incluso sin pertenecer a un partido político o a otro tipo de organización.

En Cataluña son ya muy conocidas entidades como Òmnium Cultural o la Assemblea Nacional Catalana mediante las cuales la ciudadanía ha vehiculado sus ansias de libertad y anhelo de independencia en los últimos años y han conseguido no solo incidir de forma clara en la agenda de los poderes públicos sino también, como comentaba, entrar en los ámbitos donde se lleva a cabo la gestión y/o deliberación de lo público.

Pero al lado de Òmnium Cultural y la Assemblea Nacional Catalana, han surgido en los últimos tiempos otras agrupaciones de ciudadanos que mediante su acción también pretenden convencer a los ciudadanos, a la vez que condicionar la agenda política en relación con el mismo tema de la independencia de Cataluña. Entre ellas están Sociedad Civil Catalana que defiende precisamente la causa opuesta y Súmate a quien dedicamos la entrevista de hoy. Ambas surgidas a la sombra de la gestación de lo que se ha denominado el “procés català”.

Para conocer un poco mejor la acción ciudadana que lleva a cabo Súmate hemos hablado con Manuel Bueno, su vicepresidente y coordinador territorial del Vallés.

¿Cómo y cuando surge Súmate?

Súmate es una entidad relativamente joven, es tan reciente como la cantidad de nuevos independentistas que se han hecho recientemente. Se puede decir que yo soy independentista desde 2011 o 2012, antes no lo era. Estoy seguro que si hubiéramos tenido un buen pacto fiscal hoy no estaríamos hablando de independencia.

Si se nos compara con las otras dos grandes asociaciones como son Òmnium y la ANC, somos muchos menos des del punto de vista interno, pero representamos a un colectivo más importante en número ya que aproximadamente el 60% de los catalanes tienen su origen fuera de Cataluña.

¿Exactamente qué es Súmate? ¿Un partido, una asociación, un movimiento, políticos, sociedad civil?

Somos una entidad sin ánimo de lucro emergida de la sociedad civil, por tanto no somos un partido político ni una entidad política en sentido estricto. Somos una entidad de castellanohablantes venidos de fuera de Cataluña, principalmente de España, por ello nuestro lema es “no importa el origen sino el destino”. En Cataluña quién no tiene un origen no catalán? sino uno directamente lo hace su pareja, su mejor amigo, su abuelo, etc.

Somos una entidad que ha surgido de la sociedad civil y aunque nuestra finalidad es política, que es la búsqueda de la independencia, somos una entidad que tenemos orígenes muy diversos, somos descendientes de gentes de otros orígenes. Cataluña es diversa, plural y hecha del mestizaje. Súmate somos todos, nos solo los venidos de fuera sino todos.

Aunque mi lengua materna es el castellano yo hablo más del 90% del tiempo en catalán y por tanto mi sentimiento es de castellanohablante.

Y ¿quiénes sois?, ¿Cuál es el perfil de la gente que forma parte de Súmate?, ¿Qué procedencia tenéis?

Tradicionalmente se nos relaciona con lo que se ha llamado el cinturón metropolitano, pero tenemos asociados y simpatizantes de perfil muy diverso. Sí que es verdad que una gran parte del colectivo que Súmate representa es del área metropolitana pero esto es precisamente producto de nuestra propia historia de los flujos migratorios de Cataluña, tenemos asociados y simpatizantes de todos los lugares, también tenemos muchos miembros no tan estrictamente vinculados a lo que tradicionalmente se ha conocido por clase obrera.

En cuanto a ideología, somos totalmente transversales. Luego, a título individual, cada persona puede tener su ideología y militar en uno u otro partido. Se necesita a todos, igual que hace falta una clase política de izquierdas es bueno que haya una clase política de derechas que defienda los intereses de los empresarios, de la patronal, porque Cataluña la tenemos que construir entre todos porque todos somos ciudadanos catalanes de primera: los de izquierdas, los de derechas, los que hablan catalán, los que hablan castellano, los que hablan otras lenguas, porque todo somos ciudadanos de primera en esta nueva Cataluña.

¿Ahora mismo cuántos asociados tenéis? Desde su nacimiento ¿Ha ido incrementando?, ¿Habéis tenido fluctuaciones? ¿Cuál ha sido el momento de mayor número de adhesiones?

Como entidad joven que somos, cuesta hacer socios y más si el potencial socio de Súmate es un colectivo de gente que no está pasando precisamente por su mejor momento. A pesar de las dificultades, ahora es el momento de más adhesiones. En pocos meses, en los últimos cuatro meses, hemos doblado el número de socios, pero nos gustaría tener los 9.000 y 10.000 de la ANC.

Cuando Súmate hace un acto, cuando Súmate va a la calle el número de apoyos, de simpatizantes es increíble, no deja de sorprendernos, muchos de ellos no son socios de pleno derecho, pero sí de plena convicción que es lo más importante.

¿Cómo participan los asociados en Súmate? ¿Tienen un papel activo o se limitan a pagar una cuota y ya está? ¿Qué tipo de acciones lleváis a cabo?

Hay de todo, tenemos diputados que se han hecho socios por solidaridad y además de todo el arco parlamentario. Pero para nosotros el socio vip es la señora Manolita de Santa Coloma aunque si es verdad que el hecho que diputados se hagan socios siempre nos da una cierta visibilidad que sino no tendríamos pero el socio de a pie es el que está activo y es el que nos permite llegar a la calle y hemos focalizado mucho nuestra acción a través de la descentralización territorial, día a día, yendo al mercado, a la calle, al territorio, donde está la gente que hay que convencer.

Tenemos tres territoriales en Barcelona, una en el Baix Llobregat, otra en el Bages, una en la Anoia, una en el Penedès, una en cada Vallès, dos en le comarques gironines y otra en el Mareseme, Lleida y Tarragona, y ahora queremos estar también en Terres de l’Ebre, dónde espero que podamos llegar próximamente.

¿Cómo os financiáis?

Principalmente nos financiamos con las aportaciones de los socios y como hacemos muchos actos conjuntos con los otras dos entidades (Ómnium y ANC), ellas se hacen cargo de la mayoría de gastos de los actos que organizamos conjuntamente. Y subvenciones, ninguna.

¿Y entonces, qué diferencia hay con Òmnium cultural y l’ANC? ¿En qué os diferenciáis? Precisamente para sumar más y tener más fuerza ¿no sería mejor ser una sola? ¿Sois competencia? ¿Vais en el mismo barco?

Como se desprende de lo que acabamos de comentar, vamos en el mismo barco. Ojalá los partidos políticos fueran tanto a la una cómo vamos las entidades. Por tanto, unidad total de acción pero los miembros de ANC y de Òmnium simbolizan un tipo determinado de catalán y Súmate otro muy distinto que es el colectivo que os he intentado explicar.

Por tanto, unidad de acción conjunta, pero cada uno en su papel y en su rol de acción. Nosotros tenemos el papel más difícil: convencer a un colectivo al que le puede costar mucho entender los motivos o las virtudes de una Cataluña independiente. Por esto mismo, este papel lo podemos hacer mucho mejor nosotros desde Súmate, con quienes se sienten identificados en cuanto a procedencia, lengua e inquietudes.

¿A qué os referís cuando habláis de sociedad civil?, porque solo por nombrar algunas de vuestras caras más visibles, Gabriel Rufián y Eduardo Reyes, por ejemplo, han concurrido en las últimas elecciones, uno con ERC para el Congreso de los Diputados y el otro de número 6 en la lista de Junts pel Sí en el Parlament de Catalunya. ¿Dónde está la línea que os separa entre lo que es una asociación y un partido? ¿Esto no puede provocar que alguno de los partidos, se me ocurre ERC, os acabe engullendo?

Creo que hay una gran línea que nos separa, no somos un partido político. Esta no es nuestra finalidad ni objetivo pero también queremos construir esta Cataluña de todos y queremos ser partícipes del proceso de construcción. Ha habido gente que ha ido a las listas: Antonio Baños es miembro de Súmate y fue candidato por la CUP, el actual delegado del Gobierno por Barcelona había ido en la lista por Convergència Democràtica de Catalunya, etc.

Eduardo Reyes era el presidente de Súmate en el momento de confección de la lista conjunta para las elecciones en el Parlament de Catalunya y el hecho que Reyes fuera a la lista no solo no fue desacertado, sino esencial para decidir el futuro de Cataluña, y si se nos ofrece estar presentes hay que estar. Aunque no sea nuestro objetivo primero, si se puede aportar un grano de arena para la mejora del proceso bienvenido.

Creo que ha ocurrido un poco el proceso inverso al que hace unos años viene sucediendo en partidos como el PSC. Muchos de nosotros, de los miembros de Súmate, somos procedentes de partidos, y por lo que sea, en un momento determinado, cuando ha tocado posicionarse en relación a la cuestión del derecho a decidir o de la independencia no se han posicionado o se han situado en la indefinición. Ahora, en cambio, hay partidos que se dan cuenta que tienen que representar un abanico amplio de esta sociedad civil que es rica y plural y que por tanto hay que incorporarla en sus listas.

Yo vengo de militar 20 años en el ámbito socialista y rompí el carné porque dejé de creer en ese partido, me sentía huérfano. A lo mejor si en su momento se hubieran posicionado y definido alrededor de esta cuestión una parte importante de esta sociedad civil no se habría quedado huérfana y quizás hoy Súmate no existiría.

Ahora nos toca reclamar, exigir y convencer.

¿Cuál es el papel de Súmate en el “procés”?

El proceso catalán está ahora en un momento de paréntesis, hay que dejar hacer a los políticos para que hagan aquello para lo que se les ha escogido. Pero si que tenemos que seguir movilizando a la gente y “conquistar” a los castellanohablantes para que se hagan independentistas. Ganaremos esta partida si les hacemos entender que vivirán mucho mejor y tendrán más oportunidades en una Cataluña independiente. Tenemos que convencer que lo mejor es la independencia, pero hacerlo con fundamento, y hay que explicarle a la señora María, nacida en un pueblo de Málaga que en caso de independencia se le garantizará la pensión, etc.

¿Si tuviéramos un buen pacto fiscal hoy estaríamos hablando de independencia?

View Results

Loading ... Loading ...

Enlaces

Etiquetas

, , , , , ,

Comentarios

Captcha

Normas de uso

Se eliminará todo comentario ofensivo, contrario a las leyes vigentes o fuera del tema de la noticia.